• Nueva coloración natural: tintes de pelo con certificación orgánica 100%

    Hoy podemos, ¡por fin! hablaros de un nuevo sistema de color que hemos incorporado a nuestros servicios. Se trata de una coloración ecológica, totalmente natural y que cubre el color del cabello y las canas por completo.

    Desde hace tiempo habíamos incluido a nuestra carta de colores distintos productos de coloración libres de tóxicos y químicos nocivos. Cada vez lográbamos productos más naturales pero ahora, por fin, contamos con uno 100% natural y con la certificación correspondiente, lo que garantiza la utilización de ingredientes procedentes de recursos renovables y transformados por medio de procedimientos respetuosos con el medio ambiente. Así, conseguimos un doble objetivo: cuidar la Naturaleza y evitar los molestos picores y alergias que algunos de nuestros clientes sufren a menudo.

    Este nuevo sistema de coloración cuenta con ingredientes naturales, formulada con aceites vegetales orgánicos que ayudan a proteger la fibra capilar a la vez que consiguen un resultado perfecto de larga duración  con total cobertura de canas. Se trata de una coloración sin parabenos, sin siliconas, sin PPD, sin resorcina y con aceites vegetales orgánicos certificados. Entre ellos destacamos:

    Aceite de almendras dulces: Con un alto grado de ácidos grasos poliinsaturados (AGPI o PUFA), conocidos por participar en la regeneración de la función barrera e hidratación de la piel y el cuero cabelludo. Garantiza el aporte de sustancias altamente nutritivas para la piel y el cabello.

    Aceite de argán: Conocido por su elevado contenido en ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9), así como en sustancias antioxidantes que actúan sobre las estructuras celulares proporcionando mayor estabilidad. Con efecto antiedad, nutre y repara el cabello dañado, aportando brillo y luminosidad.

    Aceite de macadamia: Su especial formulación química estable frente a la oxidación tiene un alto poder rejuvenecedor y es un vehículo ideal para la penetración de colorantes.

    Aceite de germen de trigo: Contiene ácido linoleico, formulado especialmente para evitar la deshidratación, el picor y la descamación. Tiene un alto contenido en Vitamina E, con efecto antioxidante.

    Aceite de frambuesa: Este aceite tiene un alto efecto protector contra las radiaciones UV responsables de la oxidación en piel y cabello. Participa en la mayor duración del color sobre el pelo y ejerce una importante labor antienvejecimiento.

    Aceite de ricino: Tonifica en hidrata el cabello y, además, al ser impermeable, es un excelente protector frente a factores medioambientales. Aporta suavidad.

    pelo teñido