• Lo mejor para tu pelo: tratamiento de células madre y aceites esenciales

    Posted on 20 febrero, 2013 by clara in Sin categoría.

    El pelo va perdiendo brillo, vitalidad y salud, al igual que la piel. Por eso hemos incluido en nuestra carta de tratamientos capilares un ritual revolucionario que devuelve la juventud y salud a tu cabello. Se trata de  la línea de productos Stem Cells, basada en un cultivo de células madre de origen vegetal.

    pelo_bonito

    Las células madre representan uno de los campos más fascinantes en la biología moderna. Tienen características muy notables y constituyen un factor clave en la regeneración de la piel y el cabello. La renovación y reparación son procesos continuos en el cuerpo humano. Las células madre adultas suministran las células necesarias para el reemplazo de células dañadas o muertas. Existen dos propiedades clave que las distinguen del resto de células: pueden crear una amplia gama de células del mismo tejido; y poseen la notable capacidad de renovarse y regenerarse a sí mismas por renovación celular a lo largo de toda la vida de una persona. Esto hace que las células madre sean especialmente valiosas y representen un objetivo clave de investigación en el campo regenerativo de la piel y el cabello.

    Las células madre vegetales utilizadas en esta nueva línea de productos provienen de una variedad de manzana suiza denominada Uttwiler Spätlauber. Esta rara variedad de manzana es conocida por su largo período de almacenamiento sin marchitarse. Por tanto, se le atribuyen propiedades de longevidad, regeneración y vitalización.

     

    apple

     

    La actividad de las células madre procedentes de esta variedad de manzana sobre la parte interna de la fibra capilar permite:

    • Mantener las características biológicas de las cadenas de proteínas que la forman.
    • Retrasar su envejecimiento.

    Como resultado, se obtiene un fibra capilar regenerada, de aspecto joven, sano y brillante. Esta mejora se obtiene por una regeneración desde el interior de la fibra, no por un tratamiento externo.
    Esta acción del filtrado de cultivo de células madre vegetales, se completa con la de otros ingredientes activos bio-tecnológicos, capaces de penetrar a través de la cutícula del cabello hasta el córtex. Esta capacidad de introducir los activos bio- tecnológicos a través de la cutícula, hasta el córtex, se ha conseguido mediante el desarrollo de la tecnología denominada Intra-cuticle microemulsion oil (microemulsión de aceite intra-cuticular).

    Con este objetivo de introducir el aceite en el interior del córtex, este se aporta en forma de micro-emulsión. En una micro-emulsión, como su nombre ya indica, el aceite es incorporado en forma de gotas microscópicas las cuales, debido a su pequeño tamaño son capaces de penetrar a través de la cutícula. Esta tecnología es el vehículo que utilizan los ingredientes bio-activos de la para su penetración hasta el córtex, en el cual van a ejercer su función reparadora.

    Complementando la acción del cultivo de células madre, forman la línea otros ingredientes activos, entre los que podemos destacar los que nos aportan una acción anti-oxidante y anti-envejecimiento capilar natural. Son los aceites naturales de rosa de damasco, te verde, te negro, argán y germen de trigo.

    aceites

    El aceite de argán es muy apreciado en cosmética debido a que favorece los procesos de renovación celular y devuelve el brillo al cabello debido a esta propiedad regenerativa y elevada capacidad de nutrición.

    Aceite esencial de rosa milenaria: la rosa damascena fue cultivada por primera vez en Damasco, a partir de un híbrido entre la rosa gálica y la rosa mosqueta. Su extracto aceitoso es muy apreciado para la piel y el cabello debido a su contenido en Vitamina C, Vitaminas del grupo B y antioxidantes del tipo E. K y carotenos. Posee para la piel propiedades antisépticas y cicatrizantes. Por estos motivos, se le considera un buen regenerante para la piel y el cabello.

    El té verde té Camellia sinensis que ha tenido mínima oxidación durante su procesado. El té verde no es fermentado, a diferencia del té negro. Las hojas se recogen frescas. El té imperial posee un elevado contenido en polifenoles antioxidantes. El té negro es un té que se encuentra oxidado en mayor grado que las variedades de té verde. El té negro generalmente posee más contenido en teína.

    El aceite de germen de trigo en la principal fuente natural de Vitamina E, un potente antioxidante natural. Debido a esto, protege la piel y el cabello de la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento prematuro. A nivel de fibra capilar, se ha demostrado que la nutre y da vigor.

    En resumen, esta mezcla de diferentes tipos de aceites naturales vegetales, aporta a la línea una acción antioxidante y anti-envejecimiento capilar natural.